Sobre EDM

Sobre EDM

Escuela de Ministerio para discípulos de Cristo.

En esta página

¿En qué consiste este proyecto?

La Escuela de Ministerio (EDM) es un proyecto contemporáneo de Visión Joven, con el propósito de construir una plataforma de enseñanza bíblica para jóvenes y adultos, a fin de equiparlos integralmente para la obra del ministerio al que Dios les ha llamado. 

Decimos "integralmente", porque los programas abarcarán el conocimiento de las Sagradas Escrituras, la comunión íntima y personal con Dios, la relación con el cuerpo de Cristo, y la capacitación técnico-profesional en el uso de la red, que es la super carretera digital del presente siglo que nos permite llegar en una fracción de segundo a todas partes del mundo, para anunciar la buena noticia de nuestro amado Salvador.

Sabemos que será una tarea muy ardua, pero aquí estamos, comenzando este proyecto, tras haber sido instruidos específicamente por el Señor para ir y hacer discípulos a todas las naciones, enseñándoles todo lo que Él nos ha mandado (Mateo 28:19; Marcos 16:15).

¿Para quién es?

En nuestras iglesias cristianas existen grupos de jóvenes y adultos a quienes el Espíritu Santo planea llamarlos y apartarlos para el ministerio.

Ellos tienen hambre de una relación más profunda con Dios, y desean en su corazón servir como miembros de su congregación para impactar al mundo con el amor y el evangelio de nuestro Señor Jesucristo. 

Esta es una generación que arde con pasión por las almas y no estarán satisfechos hasta encontrar su identidad en Cristo. Es la generación de hombres y mujeres fieles de la que habla el profeta Joel, cuando dice:

“Y será que después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros viejos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones” (Joel 2:28). 

Es la generación del avivamiento que ayudará a encender la llama y a edificar el cuerpo de Cristo hasta Su regreso, porque oirán la voz de su Señor y le seguirán a donde Él los lleve. Ellos son la misión, el propósito y el motivo de la escuela de ministerio.

¿Por qué EDM?

Sabemos que la edificación de la iglesia de Cristo, siempre ha estado y sigue estando en el corazón de Dios; y nuestro querido Pablo, apóstol de Jesucristo, sabiendo esto, envió una carta a los efesios, diciendo:

“Y Él dio a algunos el ser apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y MAESTROS, a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.” (Efesios 4: 11-13).

¡Dios estableció a los maestros para enseñar las Escrituras hasta la plenitud de Cristo!

Sin embargo, hay algo más que Dios nos ha mostrado al concedernos esta visión y autorizarnos a enseñar en Su nombre como Escuela de Ministerio, lo que le da a EDM una particularidad muy interesante. 

Sabemos por medio de las Escrituras y por la experiencia de la iglesia primitiva hasta nuestros días, que el poder del Espíritu Santo, dolorosamente, puede ser apagado (1 Tesalonicenses 5:19) y entristecido (Efesios 4:30); pero Dios nos ha mostrado en profunda oración y estudio de su palabra, que también podemos avivar el fuego del don de Dios (2 Timoteo 1:6) y alegrarlo con gran júbilo (Sofonías 3:17). 

Al reunir en un solo lugar a jóvenes y adultos apasionados por Cristo, ya sea en una plataforma de internet o en su propia congregación, podemos dar lugar al Espíritu Santo a que haga la obra que se ha propuesto hacer en ellos (¡y en nosotros!); y por otra parte, evitar que se apaguen o se desanimen al convivir tanto tiempo en medio de otros jóvenes o adultos que no comparten su misma pasión y amor por el evangelio. 

Eventualmente, esta generación de discípulos fieles a Jesucristo, serán los instrumentos de Dios para encender el fuego de la fe en aquellos que se sienten apagados, alentándose unos a otros, como dice en Hebreos 10:24-25:

“y consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al ver que el día se acerca”. (Hebreos 10:24-25).

Reconocemos con humildad, que este es un plan diseñado por el Espíritu Santo para encender la pasión por Cristo en los jóvenes y adultos; y por medio de ellos, llevar un avivamiento en amor y santidad a toda la iglesia de Cristo, a fin de estar todos preparados para el inminente regreso de nuestro Señor, como está escrito:

"Y que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y que todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea preservado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es el que os llama, el cual también lo hará" (1 Tesalonicenses 5:23-24).

¿Cuál es la propuesta?

Nuestra propuesta es unir en amor nuestros dones y talentos para la edificación del cuerpo de Cristo, y terminar nuestra carrera siguiendo el ejemplo de Pablo, habiendo demostrado ser dignos del evangelio al cual fuimos llamados por el Señor.

Como hermanos y discípulos de Jesucristo, nos comprometemos a avivar el fuego del don Dios que hemos recibido y a alegrarlo con gran júbilo, obedeciendo a su palabra.

Alex Valdovinos